NULIDAD DE LA DONACION AL REALIZARSE MEDIANTE COMPRAVENTA SIMULADA

El Tribunal Supremo en Sentencia de fecha 8 de Noviembre de 2011 reitera la jurisprudencia seguida después de la Sentencia que la misma Sala dictó el 11 de Enero de 2007 sobre la nulidad de la donación al realizarse a través de un contrato de compraventa simulada, por lo cumplir con los requisitos que establece el artículo 633 del Código Civil. Este criterio es de plena aplicación respecto al siguiente asunto.

 

Los demandantes son los causahabientes de los miembros de una comunidad de bienes que demanda a la Cámara de Comercio e Industria de Almería, solicitando que se la condene a devolver el local donde tenía su sede por haber incurrido en causa de reversión de la finca transmitida en Diciembre de 1972 al haber incumplido la carga modal impuesta en  una cláusula de la escritura pública de transmisión consistente en mantener la sede en dicha finca.

 

La demandada se opone a dichas pretensiones solicitando su absolución.

 

Tanto el Juzgado de Primera Instancia como la Audiencia Provincial desestiman las pretensiones de la parte demandante entendiendo que no existe el derecho de reversión, lo que motiva la interposición de los recursos de infracción procesal y de casación por parte de los demandantes.

 

Para la resolución de los recursos, el Tribunal Supremo entiende que lo primero que debe hacerse es determinar la calificación del contrato de  transmisión de fecha 2 de Diciembre de 1972. Para ello atendiendo a la literalidad del mismo se entiende que el contrato es de compraventa  y no de donación como pretenden los demandantes.

 

Considerando las prestaciones está claro que existe la transmisión de la propiedad de un bien inmueble a cambio de un precio, y considera el Alto Tribunal que el hecho de que el precio sea mezquino no implica que subsista una donación. Por lo tanto es sobre esta cuestión donde el Tribunal aplica la jurisprudencia imperante que establece que la donación de un inmueble disimulada bajo la forma de una compraventa simulada es nula por incumplimiento esencial de la forma que exige el artículo 633 del Código Civil.

 

Una vez calificado el contrato como de compraventa está claro que no puede entenderse que exista la obligación de revertir pues no existe tampoco ninguna carga modal. Por ello el Tribunal Supremo confirma la Sentencia apelada el entender claras las obligaciones recíprocas de las partes propias del contrato de compraventa. En todo caso, apunta el Tribunal, podría hablarse de una condición resolutoria, pero nunca de un modo o cláusula de reversión de una donación inexistente, sin embargo esta acción no ha sido ejercitada por los demandantes que han errado en su calificación.

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad Legal, Inmobiliario y Construcción y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*